El 10 de marzo, los miembros del equipo de Anaco ofrecieron una cálida despedida a Alfredo Galván, quien se jubila después de 42 años de servicio continuo. Alfredo es un trabajador polifacético y es querido por todos los que lo conocen. A lo largo de los años, trabajó como conductor, recogiendo materiales para la producción, se ocupó del correo y los depósitos y trabajó en el piso de producción como encargado de materiales y operador de montacargas. 

Valoramos el servicio de Alfredo y le deseamos mucha felicidad en el comienzo de este nuevo y emocionante capítulo en su vida.