Compre productos de fabricación nacional

Compre productos de fabricación nacional

McWane. Su proveedor de confianza de productos nacionales de obras hidráulicas.

Haga clic aquí para obtener más información sobre "¿Por qué comprar productos estadounidenses?"

McWane emplea a más de 4,000 trabajadores estadounidenses que fabrican tubos de hierro dúctil, tuberías de drenaje, accesorios, hidrantes y válvulas de forma segura y sustentable en facilidades de los Estados Unidos. Nuestros productos son una parte esencial de los sistemas vitales de distribución de agua y tratamiento de aguas residuales en todo el territorio estadounidense, y suministran agua potable limpia a todo el país de forma confiable.

McWane está comprometido con los trabajadores y la industria estadounidense. En un momento en el que muchos de nuestros competidores han trasladado sus operaciones de fabricación al exterior o han optado por importar productos extranjeros a costa de muchos empleos estadounidenses, McWane ha invertido cientos de millones de dólares para modernizar sus plantas en Estados Unidos y convertirlas en lugares seguros y eficientes que cumplen con los regímenes regulatorios más exigentes del mundo. Al hacerlo, ha preservado miles de empleos bien pagos en Estados Unidos y el futuro de muchas comunidades.

Los dólares de los contribuyentes estadounidenses no deberían usarse para recompensar a las empresas que han trasladado sus operaciones, inversiones y empleos a otros países. Tampoco deberían usarse para comprar productos de hierro en fundiciones extranjeras que no tienen en cuenta las regulaciones de seguridad para el medioambiente, los trabajadores y los lugares de trabajo. En cambio, los programas de ayuda federal financiados por los contribuyentes, en particular, aquellos que son administrados por la agencia federal a cargo de la protección del medioambiente, deberían tener una preferencia por los productos nacionales para los proyectos de infraestructura. Tales preferencias garantizan que las empresas y los trabajadores honestos puedan competir en un campo de juego más justo para abastecer estos proyectos de infraestructura financiados por los contribuyentes.

Comprar productos de fabricación nacional significa reinvertir los dólares recaudados con los impuestos de los contribuyentes en la economía del país; significa preservar y crear empleos aquí, en Estados Unidos; es una buena política pública y, simplemente, lo correcto.

Si tiene preguntas específicas o no puede encontrar la información que busca, contáctenos.

Si este tema es importante para usted, comuníquese con el Congreso.